¡Hola a todas mis chicas y mis chicos!

Ante todo, quería disculparme por llevar un tiempo con el blog en “stand by” pero, como ya sabréis, he estado trabajando tras bastidores para ofreceros un servicio de mayor calidad y un contenido de acceso más sencillo.

Llevo más de dos meses con la creación de la nueva Web, en la que podrás encontrar todos los servicios que ofrezco, además de contenido multimedia gratuito.

Y ahora sin más dilación, vamos a entrar de lleno en la temática que nos ocupa.

Fin de la temporada de elcipses

Mucho os he hablado en mis redes sociales sobre el momento en el que nos encontramos. El 4 de febrero, con la Luna Nueva en Acuario, terminaba una de las temporadas de eclipses más potentes de los últimos tiempos.

Los Nodos han cambiado de axis y hemos podido vivir in situ, el primer eclipse con Nodo Sur en Capricornio, que permanecerá en este lugar por más de un año. El Nodo Sur es un punto matemático de nuestro cielo que, a nivel astrológico representa aquello que tenemos que soltar para avanzar.

Para saber de qué se trata, tenemos que consultar en nuestra carta natal la zona capricornio. Según la casa en que esté situada, podremos hacernos una idea de qué aspectos de nuestra vida o personalidad, tienen que transformarse para alcanzar otro nivel de consciencia y materializar en el mundo físico, aquello por lo que nuestra alma desea vibrar.

El Segundo eclipse cerraba la saga del axis Leo/Acuario que hemos vivido en los dos últimos años, y ha sido un culmen en la manera que teníamos de brillar con luz propia.

Ha tenido que ver, de forma generalizada, con ser capaces de ir atreviéndonos, poco a poco, a reconocer nuestros talentos y ponerlos en marcha. A liberarnos del “qué dirán” y comenzar a ser quiénes éramos en realidad.

Toda ésta energía, aunque hayamos finalizado la temporada de eclipses, sigue aún con fuerza, ya que siempre se abre una ventana de seis meses para terminar de integrar la lección que los eclipses guardan para nosotros.

Mes Acuario

Existen muchas páginas de astrología en las que podéis consultar los tránsitos por días y, también, los más importantes del mes, pero yo quiero centrarme en la parte de trabajo que nosotros tenemos que hacer con todos los planetas surcando el cielo en busca de aventuras.

El signo de Acuario simboliza la fraternidad, la amistad, lo inconvencional, la libertad, el amor universal, la teconlogía, la unión de las personas, la necesidad de descubrir la parte espiritual y el progreso.

Por eso, desde que el Sol entró en este signo, con la Luna Nueva en Acuario, y con Júpiter (planeta de la expansión) en Sagitario, se nos expande la posibilidad de liberarnos de algo de lo que intentábamos deshacernos desde hace tiempo que implique ver al grupo de la humanidad desde una perspectiva mucho más amorosa.

Desde una adicción, una relación tóxica, una creencia limitante, una situación laboral, un estado físico, un tema relacionado con dinero, un proyecto que no funcionaba, un falso deseo, hasta lo más elevando que existe, que es liberarnos del sufrimiento.

No hay nada en este planeta que pueda generarnos más adicción que la que tenemos con el sufrimiento.

El consumo de la droga más dura que podamos imaginar, es una consecuencia directa de la adicción que tenemos hacia el sufrimiento.

Tenemos que fijarnos en lo fácil que resulta estar disfrutando de una etapa de esplendor en nuestra vida, cuando aparece la sombra oscura que nos recuerda que puede terminarse en cualquier momento. Es ahí cuando comenzamos a angustiarnos y buscar la manera de que nuestro presagio se haga realidad, para finalmente, en muchos de los casos, terminar por ser nosotros mismos los que hemos boicoteado nuestra propia felicidad.

SOMOS ADICTOS AL SUFRIMIENTO Y ESTAMOS EN LA BÚSQUEDA CONSTANTE DE RECIBIR NUESTRA DOSIS DIARIA.

Es cierto, que nuestro crecimiento se produce por etapas, como cuando vamos pasando de nivel en la escuela. Y es que estamos tan densificados por nuestro dolor, que sólo algunas personas consiguen liberarse en un instante.

Le llaman iluminación, y aunque se puede conseguir en el momento presente mientras estás leyendo estas líneas, muchos de nosotros necesitamos de la herramienta del tiempo, para ir quitándonos capas a través de la comprensión de nuestro propio proceso.

Para ir a lo esencial y entender cómo puedes liberarte de tu sufrimiento a través de tu proceso de crecimiento, he creado un sistema novedoso. Un estudio personalizado que incluye una combinación de astrología, coaching y consciencia.

Al final lo único importante es poder erradicar el sufrimiento de nuestras vidas y lo que está pasando en este mes acuariano, es dar un paso más hacia esa meta que intentamos conseguir.

Por ejemplo, liberarte de una pareja tóxica, más allá de lo que puede significar en el plano físico, es decir,sentir que el otro ya no va a hacerte sentir mal, vas volver a sentirte cómodo, disfrutar de tu soltería, salir a pasarlo bien con los amigos, estar abierto de nuevo al amor,etc…

Realmente tiene que ver con ser consciente de que no existen parejas tóxicas, sino patrones de comportamiento que nos hacen engancharnos, a ambos, en un sistema que produce eso que tanto rechazamos y ansiamos a la vez: sufrimiento.

Liberarte, realmente, tiene que ver con ser consciente de qué parte no has aceptado de ti mismo que tu “pareja tóxica” te está reflejando. Es ahí cuando se produce una catarsis, llegando a un estado de comprensión emocional y espiritual que provoca una verdadera transformación y, en consecuencia, una liberación.

Si te “liberas” de la relación si haber entendido nada, no es extraño que la siguiente pareja que escojas haga reproducir exactamente lo mismo de lo que creías haber escapado, en muchos casos, aumentando el nivel de sufrimiento.

Y es que solemos escapar de nosotros mismos con la excusa de escapar del otro. Con esto no quiero decir que si estás experimentando un maltrato, permanezcas en esa situación, pero sí que una vez que hayas salido, comiences a indagar en ti para descubrir, para qué te enganchas a personas con ese grado de ira, ya que ahí es donde está la lección.

El mes de febrero está fabuloso para atrevernos, por fin, a liberarnos o a sembrar esa intención cuya meta es la liberación, después de haber tenido muchas tensiones internas que se traducían en un “quiero pero no quiero”, “quiero pero no puedo”. “quiero, pero me da miedo lo que puedan pensar de mí”.

Conjunción Urano y Marte

Otro de los aspectos relevantes del mes, es la conjunción de Urano y Marte, que se perfecciona a partir del domingo 10 de febrero. Son dos planetas de acción y motivación. Así que si durante esta semana de atrás, hemos estado pensando en la forma de liberación, ahora vamos a ponernos en movimiento para materializar el plan de acción.

El problema de estos dos amigos guerrilleros, es que pueden provocar tensiones con otros por querer reivindicar nuestra nueva posición en el mundo.

Y es que antes de que se produzca una liberación en el plano físico, tiene que haber ocurrido en nuestro interior. Por eso, podemos estar sintiéndonos ratificados en nuestro rol de libertad, pero también, deseosos de que los demás nos acepten tal y como somos ahora, después de haber cambiado.

Para trabajar esta parte con consciencia, tenemos que intentar evitar caer en reivindicaciones conflictivas, ya que tenemos que entender que si a nosotros nos ha llevado mucho tiempo, incluso toda la vida, aceptar quiénes éramos, los demás también necesitan tiempo para digerir nuestra nueva faceta de personalidad.

Así que si te has dado cuenta que ya no quieres encargarte más de cuidar a tu madre porque sois cinco hermanos y eres la única persona que lo hacía, también tienes que entender que el resto tarde un tiempo en aceptar la nueva situación. O si has decidido dejar tu trabajo en el banco para montar un centro de terapias alternativas, sé paciente con la re-acción de los demás.

Recuerda que todo tiene un proceso, y que los demás puedan vernos como nosotros queremos ser vistos, no ocurre en un día.

Aquí entra en juego preguntarte también como te sientes tú con tu propia transformación. ¿La has aceptado? ¿Te has aceptado?

Y es que las personas que nos apoyan son un reflejo de lo que ya hemos aceptado de nosotros, y aquellos que no nos apoyan son un reflejo de esa parte que aún no está segura del todo, en nuestro interior, de la decisión que hemos tomado.

Así que recuerda que el intento de convencer a otros, es un intento de convencerte a ti mismo. Es el camino inconsciente hacia tu propia aceptación.

Sé paciente contigo mismo y permítete ser.

Un abrazo de,

Elisa, una Coach en el camino de la liberación…


Elisa Sarompas,

Love Coach, escritora e investigadora.

¡Visita mi Web!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s